Un detector de billetes falsos siempre a mano

selfpaper-foto-2

Desde que llegara el euro a nuestras vidas nos hemos tenido que acostumbrar al cambio de moneda, éramos muchos a los que nos encantaban las pesetas y la verdad que un cambio tan drástico nos ha llegado a trastocar. Son muchas las cuentas que hemos tenido que hacer más de uno y muchas las vueltas que hemos tenido que dar para enterarnos de cómo funcionaba esta nueva moneda, la verdad que entre la gente se ha podido escuchar más de una vez que nos han engañado y que esta moneda vale mucho menos que la otra, ya que lo único que se ha hecho es redondear por lo que todo nos parece mucho más caro. Es verdad que con el paso del tiempo nos hemos llegado acostumbrar pero en realidad hemos sido los más jóvenes a los que no nos ha costado tanto sin embargo si nos fijamos un poco en nuestros mayores a más de uno le han engañado alguna vez.

Con la nueva moneda los especialistas en hacer falsificaciones se dejaron ver antes de lo que pensábamos, la alarma saltó y eran muchos los billetes falsos que podían darnos en cualquier establecimiento sin darnos cuenta, saltaron las alarmas y a más de uno le colaron uno que otro y claro ese dinero está perdido porque nadie se hace cargo de nada. En las tiendas y supermercados empezaron a utilizar un bolígrafo que decía enseguida si el billete era bueno o malo y de esa manera más de un tipo se pudieron ahorrar, hasta que sacaron un detector de billetes el cual al pasar el billete nos dice si el falso o por el contrario podemos utilizarlo sin problema. Pues muchos fueron los negocios que se hicieron de uno para que ningún graciosos pudiera colarle un billete que no valía absolutamente nada, es más muchas fueron las personas que con el temor de ser engañadas se pusieran las alarmas y compraran un detector de billete falsos en selfpaper.com de esa manera y llevándolo en el bolso podrían saber en ese mismo momento si los estaban engañando o no. La verdad que muchas personas pensaran que es algo exagerado pero es que cuando te engañan una vez temes que te vuelva a suceder sobre todo cuando hablamos de billetes grandes los cuales hacen mucho daño al bolsillo si nos enteramos que no valen para nada.