La infalible reductora

telefonosdesguacescom

Es común conocer los nombres de ciertas piezas por lo mucho que son nombradas, pero en ocasiones no se tiene la más mínima idea de otras ni para qué sirven, en consecuencia se puede deducir que es nulo su conocimiento sobre el mantenimiento de las mismas. Tal puede ser el caso de la reductora es, la cual es considerada “el punto sobre la i” de los todoterreno, que consiste en un engranaje que va unido a la caja de cambios, ella se encarga de dar, a voluntad del conductor, tracción a las dos o cuatro ruedas, además de la marcha larga y corta.

Fácil mantenimiento

Por su función, que es bastante compleja o complicada y su importancia, se tiene la creencia que ha de ser difícil su mantenimiento, pero en realidad es muy sencillo. Este consiste en asegurarse de que no existan fugas de aceite y chequear los niveles del mismo. Por cierto, hay que cambiarlo según lo establecido por el fabricante, además de aplicar algún aditivo para mejorar el funcionamiento de los engranajes.

Un detalle que no puede dejar pasar es el revisar de que no se mezclen agua y aceite. En la caja del transfer viene integrado un respiradero para que el aceite pueda dilatarse por las altas temperaturas, debe llevar dicha pieza al punto más alto que le sea posible. En el caso de que la reductora trabaje con cadena, es recomendable cambiarla a la primera señal de holgura, pues cuando esto sucede puede saltarse los dientes del engranaje, lo que dañaría la reductora.

Existen también otros puntos necesarios de revisar como estar pendiente del mecanismo de actuación, sustituir casquillos y, por último, pero no menos importante, cambiar los discos de fricción si tienen mucho desgaste. Cualquier vehículo, más aún si es un 4×4, con el debido mantenimiento y su uso prudencial, es para tenerlo toda la vida, es cuestión de ser precavidos para poderlos disfrutar.

Un vehículo en mal estado es difícil de terminar de reparar porque si son muchas las averías mientras se termina una se encuentra otra que ha sido originada por la anterior. Por ello, es mejor atender las averías tan pronto como se pueda e incluso evitarlas manteniéndolo al día con las revisiones.

Si aun con los cuidados y mimos su reductora u otra pieza llegan a su fin, busque con confianza en los desguaces, estos tienen piezas de excelente calidad garantizadas y a buenos precios. Consultarlos online es la manera más rápida, no solo de ubicarlos sino también de visitarlos y comparar los servicios y ofertas que ofrecen. Acceda a la web telefonosdedesguaces.com y tendrá un completo directorio con las mejores empresas de España dedicadas a este sector, con apenas unos cuantos clics.